Síndrome braquiocefálico


SÍNDROME BRAQUIOCEFÁLICO

¿Qué es el síndrome braquiocefálico?

 

Este síndrome lo padecen  aquellos animales que presentan cabeza ancha y morro achatado, como el Bulldog, Carlino,  Shi-tzu, Boxer, Boston, cruzados de estas razas y en gatos el persa , angora y los cruzados de estos. Estas alteraciones están asociadas a otras en los tejidos blandos de las vías respiratorias. Si estas modificaciones son muy acusadas producen dificultad respiratoria en reposo y mucho más acusada en situaciones de ejercicio o calor extremo. 

En ocasiones habréis observado a vuestro perro después de hacer ejercicio, o cuando ha hecho mucho calor, que tenía la lengua menos rosada que de costumbre. Si era un tono más oscuro, tirando a azulado es que le faltaba oxígeno.

Los animales presentan las 3 alteraciones típicas que conforman el síndrome braquiocefálico, tienen:

 

• orificios nasales estrechos

• paladar blando excesivamente largo

• amígdalas laríngeas evertidas

 

Además:

• exceso de tejido en la garganta

• hipoplasia de tráquea (estrecha para el peso del animal)

• senos nasales estrechos

 

Cuando el aire pasa con velocidad por la laringe (durante el jadeo) se produce inflamación y edema en la mucosa faríngea. Si los cartílagos laríngeos  se ven afectados (por ejemplo por parálisis) llega a producirse obstrucción total, colapso respiratorio y muerte.