Enriquecimiento ambiental


El comportamiento del gato doméstico es el propio de un pequeño depredador, de temperamento independiente y con una marcada tendencia territorial. En condiciones de libertad, los gatos invierten la mayor parte del tiempo en descansar, acicalar su piel y su pelaje, cazar y dejar marcas en su territorio.

Para sentirse bien, un gato debe expresar sus tendencias naturales también cuando vive en una casa o apartamento. Además de comer y beber, es una necesidad para el gato explorar el entorno, marcar el territorio, y jugar a perseguir como si estuviera cazando.

Los objetivos de un programa de enriquecimiento son, por un lado, permitir la expresión dentro de la vivienda  de un comportamiento lo más natural posible, sin que por ello resulte molesto para nosotros y, por otro, conseguir que el gato se sienta seguro y protegido en su territorio.

Estas son las 10 recomendaciones básicas para conseguirlo.  

 

1) Respetar su necesidad de independencia y privacidad

El gato ha aprendido a compartir su territorio con los humanos. Aún así debemos dejar que sea él el que decida el grado de contacto social que desea mantener con nosotros. No debemos pues forzarlo en ningún momento a que permanezca a nuestro lado o acariciarlo más tiempo del que él considere aceptable.

Además en ocasiones necesita descansar en habitaciones vacías o zonas tranquilas de la casa. Es importante no molestar al gato en estos momentos.

2) No castigarlo

El castigo sólo deriva en stress, miedo y agresividad.

3) Proporcionarle un espacio tridimensional

Procúrele estructuras donde poder trepar y descansar.

4) Favorecer el buen uso de la bandeja

Disponer de, al menos, 2 bandejas de arena por gato y colocarlas en diferentes lugares de la casa. Limpiar la arena todos los días y sustituirla una vez por semana.

5) Administrar la dieta adecuada

La dieta debe incluir una parte de alimento seco (pienso) y una parte de alimento (húmedo). Es recomendable “esconderle” la comida, para satisfacer su instinto de búsqueda de alimento.

6) Garantizar el adecuado consumo de agua

Recomendamos el uso de fuentes con filtro que garantizan que el agua esté limpia y fresca constantemente. No permitáis que el gato beba de los grifos( es un mala costumbre).

7) Permitir el marcado del territorio con las garras

Proporcionarle un rascador con unas características y localización que garanticen su uso.

8) Satisfacer sus necesidades de juego

No acostumbrarle nunca a jugar con nuestras manos y pies; utilizar juguetes con partes móviles que le motiven para jugar sólo.

9) No trasladarlo de territorio

Esto es probablemente la mayor causa de stress en gato así que, siempre que podáis, no mováis al gato de casa.

10) Aprende a reconocer cuando no está bien

Si tu gato…

-          está menos activo o se esconde

-          tiene menos ganas de jugar

-          pide menos caricias

-          orina o defeca fuera de su bandeja

-          come menos

-          no se asea

-          presenta zonas del cuerpo sin pelo

-          maúlla con mucha frecuencia

…podría no sentirse del todo bien. Consulta con tu veterinario!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

 

*(Fuente: Protocolo de Actuación elaborado por Dr. Jaume Fatjo)